Nosotros lo vemos así: cualquier hombre que no sea capaz de controlar su eyaculación durante el tiempo que desee es un eyaculador precoz. Está claro que si se aguanta durante 30 minutos, es tiempo suficiente para satisfacer a una mujer y que esta llegue al orgasmo si se hacen las cosas bien.