Muchos sitios aseguran que 12 minutos, aunque otros afirman que 15 y otros 20. Lo cierto es que todos y ninguno tienen razón. La mujer necesita un cierto tiempo de estímulo hasta poder llegar al orgasmo, algunas más, otras menos. Lo más importante no es la duración, sino la calidad. Algunos hombres pueden durar horas y no conseguir que su pareja llegue al orgasmo. Nosotros no solo le enseñaremos a controlar la eyaculación, sino también a identificar los puntos placenteros de la mujer y sacarles el máximo provecho para poder hacerlas gozar de una experiencia sexual única.