En general, los primeros resultados positivos empiezan a notarse después de 2 semanas de tratamiento. Estos primeros resultados son el fruto de un aumento de la confianza, pero no son permanentes. Para obtener resultados permanentes hay que seguir practicando los ejercicios de 1 a 3 semanas más hasta que los pasos y movimientos sean naturales y no se tenga que pensar en ello. Es como aprender a bailar o practicar un deporte nuevo: al principio nos mostramos un poco torpes, pero los movimientos se convierten en naturales con la práctica. Un mes es la media para obtener resultados reales y permanentes.